Como afecta el humo generados por los incendios forestales en las islas, a nuestras vías resporatorias.

El humo generado por los incendios forestales en las islas del Delta del Paraná produce no solo contaminación ambiental a gran escala, sino que también puede afectar directamente el estado de salud de todos los ciudadanos que respiramos el aire contaminado.

La mezcla de gases y partículas pequeñas liberada por la quema de la vegetación que se inhala en forma constante puede generar inflamación e hiperreactividad de las vías aéreas. Si bien existen personas con mayor riesgo como los niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y aquellos con enfermedades respiratorias y cardíacas preexistentes, también personas sanas pueden enfermarse. Síntomas como irritación ocular, rinitis, irritación en la garganta, tos refractaria, falta de aire y chillidos en el pecho son frecuentes, requiriendo en muchas situaciones tratamientos específicos.

Si es posible limite su exposición al humo. Infórmese sobre la calidad del aire. Medidas de prevención cuando existe mucha contaminación ambiental como evitar realizar actividades al aire libre o usar barbijos para disminuir el impacto, cerrar puertas y ventanas en los domicilios, tener las vacunas al día para evitar infecciones respiratorias cuyos síntomas pueden agravarse y realizar controles médicos principalmente en grupos de riesgo, son fundamentales para disminuir el impacto en la salud.

Si usted tiene una enfermedad respiratoria como asma sus síntomas pueden empeorar debido a la exposición al humo ya que al presentar una inflamación crónica bronquial tiene más riesgo de presentar hiperreactividad y broncoespasmo, es importante que realice su tratamiento preventivo con corticoides inhalados en forma regular y se controle con un Neumonólogo a fin de poder ajustar las dosis de su medicación y realizar estudios funcionales en el caso que sea necesario. Está demostrado que la contaminación ambiental puede ser desencadenante de esta patología incluso en personas sanas sin antecedentes previos.

Nuestra salud depende de la calidad del aire que respiramos.

No dudes en consultar.

Asesoró Dra. Pamela Dip, Neumonologa, M.P. 22348. R.E 032/145

AUTOR: Dra. Pamela Dip

ESPECIALISTA EN Neumonología