Hiperhidrosis palmar, axilar y craneal .

El cuerpo humano produce sudor como una necesidad de regular su temperatura.  Para esto cuenta con cinco millones de glándulas sudoríparas, de las cuales dos millones se localizan en las manos. El estímulo para que estas glándulas produzcan sudor proviene de una región del sistema nervioso central llamada hipotálamo, y se transmite a través de fibras nerviosas que constituyen el sistema simpático, el mismo se encuentra localizado paralelamente a la columna vertebral, ubicado dentro del tórax, formando una cadena en forma de rosario a cada lado.

La Hiperhidrosis Primaria es la producción exagerada de sudor, independientemente de la temperatura externa o de algún tipo de enfermedad que la cause (hipertiroidismo, obesidad, tratamientos para el cáncer, etc.), debido a un sobreestímulo del sistema simpático. La misma se produce principalmente en la palmas de las manos, axilas y plantas de los pies.

En el caso de la Hiperhidrosis Palmar (de las manos), la misma se presenta en el 1% de la población. Causando grandes molestias a la persona que lo sufre, tanto en sus relaciones sociales (temor de dar la mano al saludar por ejemplo), como ocupacionales (secretarias, artistas, arquitectos, etc.); llevando a algunas personas a trastornos en su autoestima. También la Hiperhidrosis Axilar afecta las relaciones sociales de quien las sufre, no pudiendo vestirse con colores que evidencien el halo del sudor, por lo que habitualmente visten de negro o blanco. Las mujeres usan preferentemente ropa sin mangas y los hombres llegan incluso a plastificar sus camisas por dentro o usar toallas higiénicas y otros aislantes en las axilas. Frecuentemente las Hiperhidrosis Palmar, Axilar y Plantar están asociadas entre si,  también pueden estar relacionadas a la Hiperhidrosis Facial e incluso al rubor facial.

Posibles tratamientos:

Existen múltiples tratamientos, aunque solamente la Cirugía Toracoscópica o Simpatectomía por Videotoracoscopía logra una solución definitiva:

Este procedimiento se realiza en quirófano, bajo anestesia general. Efectuándose una pequeña incisión de menos de un centímetro en la axila derecha por donde se introduce una mini cámara de vídeo de fibra óptica que permite a los cirujanos visualizar el interior del tórax con completa claridad. Una vez localizada la cadena simpática y con la ayuda de un instrumento especial que se introduce por otra pequeña en la axila, se procede a seccionar y cauterizar la cadena simpática a nivel de la segunda, tercera o cuarta costilla (ganglios simpáticos T3 y T4, que son los responsables del estimular la producción del sudor en las palmas de las manos, en las axilas y en la cara). El procedimiento se repite en forma idéntica  bilateralmente.

La duración del acto quirúrgico es de aproximadamente 60 minutos y el paciente permanece hospitalizado solamente hasta la mañana del día siguiente, aunque en algunos casos se puede hacer en forma ambulatoria.

La mejoría sintomática es inmediata y total: el paciente notará sus manos secas al despertar de la anestesia y así le permanecerán.

El éxito del procedimiento es de aproximadamente el 99% para la hiperhidrosis de las manos y la cara, y una disminución del 90% del volumen de la sudoración axilar. Incluso más del 50% de los pacientes mejoran de la sudoración en los pies, aunque debe quedar claro que la curación de los pies no es el objetivo principal de este procedimiento. El tiempo de incapacidad para la realización de las actividades normales es usualmente menor a una semana. Las cicatrices serán poco notorias y requerirán cuidados mínimos.

¿Se pueden presentar efectos colaterales?

El efecto mas frecuente es la sudoración compensatoria cuando el organismo requiera transpirar al aumentar la temperatura. Al hacer ejercicio, la transpiración no podrá tomar la vía axilar, entonces lo compensará a nivel del abdomen y de la espalda (Aclaración: dicha sudoración no será hiperhidrosis, solo se sudará por esas zonas corporales). Este efecto será menos perjudicial que las molestias propias de la Hiperhidrosis Palmar, Facial y Axilar.

En conclusión este es un procedimiento que permite la curación de la gran mayoría de personas con sudoración excesiva por sus miembros superiores, axilas y zona craneofacial con alta seguridad y excelente satisfacción por parte de los pacientes.

 

 

AUTOR: Dr. Maximiliano Ago

ESPECIALISTA EN Cirugía Cardiovascular Cirugía Cardiovascular Infantil Cirugía Torácica Cirugía Torácica Infantil